BIOGRAFÍA

Virage studio es un estudio de Fotografía que ha virado hacia la digitalización adaptándose a las nuevas tecnologías. Sus dos creadores se formaron con los últimos coletazos de la era analógica y han ido adquiriendo progresivamente todos lo conocimientos, capacidades y facilidades que el digital presenta. A día de hoy son fotógrafos y retocadores profesionales con una amplia experiencia y la desenvoltura de los que han vivido el cambio metodológico.

Luis de Andrés se graduó en Fotografía en el centro IDEP (Instituto de Estudios Politécnicos) en el año 2001.  Posteriormente se especializó en retoque digital en el mismo centro, y hasta la actualidad ha realizado numerosos cursos en el ámbito. Lleva 14 años trabajando en el mundo de la imagen y actualmente su trabajo refleja un gran perfeccionismo visual.

Sus inicios vienen marcados por una gran sensibilidad hacia la música y la imagen. Su vocación nació a una temprana edad, gracias a la cámara familiar con la que empezó a experimentar y a realizar sus primeros trabajos amateurs. Ya con su vocación clara, a los 18 años recibió su primera cámara personal, gracias a la que pudo perfeccionar su técnica visual y asentar su trayectoria en el ámbito. Con la ayuda de familiares y amigos, consiguió adaptar una habitación como estudio fotográfico, donde experimentaría con las técnicas de revelado, positivado, ampliaciones etc.

Ya con los estudios finalizados, fue asistente de múltiples fotógrafos, con los que complementó sus conocimientos y perfeccionó su estilo en campos tan complejos como la fotografía publicitaria, retrato, industrial, arquitectónica, etc.

"La fotografía es el arte de la observación. Es buscar algo interesante en un lugar ordinario. Tiene poco que ver con las cosas que ves, y tiene todo que ver con el modo en que las miras."

Elliott Erwitt

bio_01
bio_02

Natalia Sánchez graduada en Comunicación Audiovisual por la Universitat Pompeu Fabra en el 2008, posteriormente realizó un master en fotografía de Moda y otro en Retoque Digital. a través del IEFC (Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya). Su trabajo parte de una base creativa y artística impulsada por una larga trayectoria en diversos estudios artísticos: video y fotografía, pintura, danza, teatro y diseño.

A los 16 años realizó su primer documental, en el que empezó a desarrollar lo que sería la base de su posterior trayectoria audiovisual: la conciliación de imagen y danza.

Desde su infancia mostró una inequívoca vocación por las artes plásticas pero no fue hasta bachillerato, cuando descubrió el mundo de la fotografía analógica. En cambio, su inclinación  por el movimiento, le hizo desviarse hacia la cinematografía durante unos años, descubriendo así el mundo del cine.

"Hacer una foto es alinear la cabeza, el ojo y el corazón. Es un estilo de vida."

Henri Cartier-Bresson